El fragmento debe ser como una pequeña obra de arte, aislado de su alrededor y completo en sí mismo, como un erizo -- Friedrich Schlegel --

BÚSQUEDA EN EL BLOG

domingo, 10 de febrero de 2013

El hombre que plantaba árboles

En 1953 el escritor francés Jean Giono (1895-1970) publicó la que al final ha resultado ser su obra más conocida internacionalmente, un relato de intención ecologista titulado El hombre que plantaba árboles  Se narra en él la historia de un pastor solitario que logra reforestar una gran porción de la Provenza amenazada por la desertización. Elzéard Bouffier es, hay que destacarlo, un personaje inventado; pero ha servido de inspiración para la acción directa de numerosas personas y organizaciones. Su autor permitió a menudo la reproducción libre de derechos de la historia, en consonancia con el fin que se busca en ella expresamente, la reforestación del planeta. Leído hoy sigue siendo uno de esos raros libros en que el arte y las buenas intenciones se unen dando lugar a una obra redonda.


En 1987 el animador canadiense Frédérick Back realizó un cortometraje que llevaba el texto a imágenes y ganó el Oscar en su categoría al año siguiente. Es tan impresionante en su género como el  relato en el suyo. Se lo puede ver aquí debajo doblado al castellano:

1 comentario:

Anónimo dijo...

Precioso